Tequilas de la A a la Z
Elaboración del Tequila.

Una vez hecha la jima o corte de la piña o corazón del agave, éste es partido en dos, y son almacenados. Ya cortado, el agave es cocido con vapor a presión durante varias horas en grandes recipientes de acero para después ser nuevamente cortado o desgarrado para disminuir su tamaño.

El agave ya cocido y desgarrado es molido para extraer su jugo. Para facilitar dicha extracción el agave es inyectado anteriormente con agua a presión.

Este producto es almacenado en grandes tinajas donde se les agrega la levadura, que har que los azúcares de dicho jugo se conviertan en alcohol. Este proceso lleva alrededor de 72 horas.

Ya fermentado, el producto del agave es llevado a las columnas de destilación donde, en una primera parte del proceso, se destilar hasta tener un producto intermedio u “ordinario”, con una concentración alcohólica de entre el 25 y el 30%, al cual se le han removido los sólidos, parte del agua y las cabezas y colas.

En la segunda parte del proceso, el “ordinario” es destilado nuevamente en las columnas en donde se obtiene como producto el Tequila, con graduación alcohólica de 55% en volumen el cual es almacenado.

Dependiendo el tipo de tequila que se desee obtener, el tequila es almacenado para su reposo en diferentes tipos de barricas y por tiempos determinados.

Una vez reposado, el tequila es diluido con agua destilada, hasta lograr un producto final a una graduación alcohólica de entre 38 y 43% volumen.



Copyright  2009-2012 TequilA-Z.com